Julian Bedel de Fueguia 1833 infusiona sus perfumes con plantas medicinales e investigación botánica

Julian Bedel de Fueguia 1833 infusiona sus perfumes con plantas medicinales e investigación botánica

Fueguia 1833 En milÁn

 

Adentrarse en el atelier de Fueguia 1833 en Milán presenta una faceta de Julian Bedel, la mente maestra detrás de la perfumería. La ostentosa caoba que recubre el interior se complementa con el resplandor de la luz cálida proveniente de las repisas colocadas de piso a techo. Filas de perfume reciben a quien entra a la boutique, y las notas florales, amaderadas y ahumadas de las fragancias – por mencionar algunas – forman parte del aire que se respira. Dentro y fuera, el proceso de respiración se aligera entre más tiempo se pase en la guarida milanesa de Fueguia 1833, con la presencia de la experiencia en perfumería de Bedel difundiéndose alrededor.

 

Desde el nacimiento de la marca en 2010, Bedel se ha comprometido con adoptar solo componentes naturales para sus perfumes, la mayoría de los cuales están siendo utilizados por primera vez en perfumería. Fueguia 1833 fabrica solo 400 botellas por lote y serie debido a la rareza de estos ingredientes. Más de 100 perfumes están actualmente disponibles en su gama, agrupados en once colecciones: Alquimia, Antropóloga, Aquilaria, Armonas, Destinos, Fábula Fauna, Linneo, Literatura, Muskara, Personajes, y la nueva colección El Mundo de los Ouds.

 

El corazón de la marca yace en Patagonia, en sus territorios intactos y entre la dominación de la naturaleza en todas sus formas. Un entorno de este tipo cultiva la ambición de Bedel para usar – y mantener – recursos naturales que impulsan sus creaciones, que son todas cultivados y destilados con el apoyo de la comunidad en Patagonia. Fueguia 1833 toma inspiración de Argentina, siendo la región una fuente sin límite de estímulos para elaborar mezclas orgánicas, y permitiendo a la marca hacer tributo a la cultura efervescente en la historia, arte, música y entorno sudamericano. 

 

Julian Bedel de Fueguia 1833 infusiona sus perfumes con plantas medicinales e investigación botánica
imágenes por Fueguia 1833

 

 

ENFOQUE SUSTENTABLE

 

La calidez y sensualidad caracterizan el universo de Fueguia 1833, con productos que van desde perfumes hasta difusores. A partir de aquí, se adorna su personalidad con la narrativa de sustentabilidad, todo esto a través de acciones más que palabras. Los perfumes de Fueguia 1833 carecen intencionalmente de componentes policíclicos de almizcle – elementos ampliamente usados en perfumería que han sido identificados como potencialmente dañinos para la salud de especies acuáticas – y han sido reemplazados ya desde hace bastante tiempo con elementos biodegradables vegetales.

 

Las fórmulas de Fueguia 1833 contienen almizcle de origen vegetal, etanol de derivación orgánica, y una mezcla de esencias que pasa por largos procesos de maceración. Los perfumes son libres de filtros UV, conservadores y tintes sintéticos, ingredientes de origen animal, pruebas en animales y ftalatos. Las comunidades locales con las cuales trabajan Bedel y su marca cultivan y destilan las especies vegetales que se infusionan en los perfumes. Tal iniciación es posible a través de una colaboración con HelpArgentina, una organización sin fines de lucro fundada en 2002 por Bedel que apoya a organizaciones que promueven el desarrollo social de territorios argentinos.

 

Grabando su sello y minuciosidad en sus creaciones implica que Bedel supervisa la investigación sobre plantas aromáticas y medicinales encontradas globalmente. Para lograr su arduo pero valioso proceso, él abrió Fueguia Botany en 2016, un plantío de cincuenta acres en Uruguay donde más de cien plantas aromáticas originarias de Sudamérica son cultivadas. El estudio botánico incluye un laboratorio completamente equipado para extracciones, que utiliza tecnología de CO2 supercrítica, en la cual se destilan y extraen los ingredientes exóticos sin precedentes al aplicar temperaturas bajas y evitando el uso de hexano y otros solventes que comúnmente dañan el medio ambiente.

 

Cada perfume comprado incluye una caja de madera como su hogar, construida a mano por estudiantes de carpintería en Patagonia, o en un taller de carpintería dentro de la fábrica de Fueguia 1833 en Milán. Cada robusto empaque es obtenido de la madera de árboles caídos en Patagonia. En cuanto a las botellas de vidrio reciclado para el líquido, la marca usa únicamente papel libre de ácido con certificado FSC y tinta a base de soya. El carácter extrasensorial de la fabricación artesanal confiere a los usuarios los valores que Fueguia 1833 promueve, extendiéndose a través de las notas de plantas y especies medicinales destiladas y embotelladas a un ritmo exhaustivo. 

 

Julian Bedel de Fueguia 1833 infusiona sus perfumes con plantas medicinales e investigación botánica
Julian Bedel de Fueguia 1833 infusiona sus perfumes con plantas medicinales e investigación botánica

 

 

designboom con julian bedel

 

Cuando Designboom habló con el artesano argentino, nos contó sobre su decisión de crear una instalación de arte en sus tiendas de perfumes a nivel mundial, la base de la creación de comunidad donde la gente viene a permanecer, cerrar los ojos por un momento, inhalar sus mezclas de aromas creadas en casa y entender la filosofía que Bedel busca manifestar. El concepto es duradero y ha consagrado las sedes de su atelier desde Londres hasta Japón.

 

En Milán, una escultura hexagonal hecha principalmente con madera ocupa el centro del espacio, el corazón que muestra la creación que Bedel y su equipo han curado hasta ahora. Tubos de vidrio transparente alojan líquidos terrosos y suaves que hablan de lujo y sofisticación, logrando un pigmento en los perfumes provocado por el uso de los ingredientes naturales con los que Fueguia 1833 se guía.

 

Tras un vistazo más cercano, detalles escritos a mano aparecen con marcador blanco sobre el cuerpo de las botellas. Las botellas cerradas dan entonces un espectáculo para los clientes mientras el equipo local posiciona cada botella de perfume sobre cajas de madera cúbicas en la instalación hexagonal. A través de esta muestra, la perfumería infunde arte en sus escenas comerciales como un testamento a la exploración y creación botánica de su fundador.

 

Julian Bedel de Fueguia 1833 infusiona sus perfumes con plantas medicinales e investigación botánica
boutique en Milán de Fueguia 1833

 

 

REMONTÁNDOSE A LAS RAÍCES

 

De la curiosidad a la realidad, el nacimiento de la reverencia de Bedel por la influencia de los aromas en el ser humano y el fomento a la esencia de los recursos e ingredientes naturales marcó la pauta para que Fueguia 1833 se estableciera en Buenos Aires en 2010. Bedel tomó el nombre de su marca a partir de las exploraciones científicas y el encuentro entre el naturalista Charles Darwin, el navegador Robert Fitz Roy, y el nativo de la Tierra del Fuego ‘Fueguia Basket’.

 

Bedel proviene de un hogar de artistas, con su padre y hermanos desarrollándose en la pintura y escultura. Su afinidad hacia el arte siempre ha estado viva, pero en el pasado, admite a Designboom que no pudo ganarse la vida con eso. Bedel balanceó su lado artístico con un negocio de branding que se convirtió en su sustento. La mayoría del tiempo, el afinaría sus habilidades en las artes y los oficios, incluyendo la práctica de laudería.

 

Su padre tenía un taller en su hogar que permitió a Bedel jugar con materias primas como madera y pigmentos. En una ocasión, su padre le compartió el texto de Linda Brown Buck y Richard Axel sobre el genoma del bulbo olfatorio y pronto comenzó a entender e invertir su tiempo en comprender cómo funciona el cerebro cuando hace contacto con las moléculas volátiles y cómo los humanos se relacionan con su entorno. 

 

Julian Bedel de Fueguia 1833 infusiona sus perfumes con plantas medicinales e investigación botánica
Fueguia 1833 explora la perfumería a través de la investigación botánica

 

 

UN HOMENAJE A LOS ANCESTROS

 

‘No hay sentido que active tantas partes del cerebro y consecuentemente cree tantas reacciones como el olfato.» Bedel menciona a Designboom. ‘Cuando eres impactado por un ingrediente, comienzas a producir hormonas. Puede activarte o relajarte, al mismo tiempo, te dará un cambio en la percepción del tiempo. También activa la memoria, dejando una huella en tu historia. Cuando me di cuenta del poder de este medio, supe inmediatamente  que quería trabajar con él. Esto se añade al hecho de que mi familia es también muy agrícola, entonces teníamos algunas propiedades espectaculares en medio de la Mesopotamia argentina donde mis hermanos y yo pasábamos los veranos ayudando con las cosechas y trabajando los campos.’ 

 

Bedel comparte que Fueguia 1833 actúa como un homenaje a sus ancestros que eran naturalistas y escritores. ‘Louis Bedel, Henry D’orbigny, Maurice Bedel, René Bedel y Filiberto Oliveira de Cézar. Ellos recorrieron un mundo por su cuenta, y dejaron una marca única con sus mentes singulares e inquisitivas. Fueguia 1833 nace de la asociación entre Europa y Sudamérica, originada siglos atrás. Continuando nuestra tradición, identificamos especies nativas para concebir y crear en Buenos Aires y Milán. Creando los aromas que reflejan la diversidad exótica de los tesoros naturales de Sudamérica’ Bedel comparte.

 

Si se le pregunta a Bedel cómo describiría a su perfumería, su ser creativo y artesanal identificaría a Fueguia como una propuesta para espíritus divagantes, sensibles a la llamada del recuerdo.

 

Julian Bedel de Fueguia 1833 infusiona sus perfumes con plantas medicinales e investigación botánica
embotellado de cristal de los perfumes

Julian Bedel de Fueguia 1833 infusiona sus perfumes con plantas medicinales e investigación botánica
laboratorio de Fueguia 1833

Julian Bedel de Fueguia 1833 infusiona sus perfumes con plantas medicinales e investigación botánica
el corazón de la marca yace en la Patagonia

bedel-profile-db-ban

Fueguia 1833 of Julian Bedel

 

project info:

 

nombre: Fueguia 1833

perfumista: Julian Bedel

tipo: Fragrance and diffuser

BIBLIOTECA PRODUCTOS

una base de datos digital y diversa que funciona como una guía valiosa para obtener conocimientos e información sobre un producto directamente del fabricante, y sirve como un punto de referencia para desarrollar un proyecto o esquema.

designboom siempre estará ahí para ti

milán, nueva york, berlín, tokio, ciudad de méxico,  desde 1999
X
5