el modelo de zapato ajustable ahora viene con suela mejorada

 

Aunque muchos podrían considerar irrelevante el tema del calzado, un simple par de zapatos tiene un valor significativo para quienes viven en la pobreza. De hecho, para más de 1,500 millones de personas en todo el mundo, el calzado es un lujo. Esta problemática es crucial porque las enfermedades transmitidas por el suelo afectan a un número elevado de la población, sobre todo a la infantil, que corre un mayor riesgo cuando no se dispone de un calzado adecuado.

 

En 2007, Kenton Lee, impulsor de la organización sin fines de lucro be.cause, se embarcó en una misión para abordar este problema. Inventó The Shoe That Grows, “El Zapato que Crece”, un modelo de zapato para niños que puede ampliarse hasta cinco tallas y durar años. La versión original del zapato constaba de ocho piezas separadas que se cosían y pegaban entre sí. Esto hacía que el zapato fuera más caro y más propenso a romperse. Hoy, algunos años después de su debut, be.cause vuelve con una nueva versión que presenta una única suela moldeada por inyección. Esto hace que el zapato sea más duradero y más fácil de producir, lo que ayudará a que sea más asequible.

'the shoe that grows' empowers children in poverty to take bigger strides
todas las imágenes son cortesía de be.cause

 

 

un zapato que crece y dura por años

 

“El Zapato que Crece” — diseñado para niños afectados por la pobreza — ya ha sido distribuido a más de 400,000 niños y familias de todo el mundo. El calzado está fabricado con materiales de alta calidad y es fácil de limpiar y usar. Su singular diseño permite que crezca con el pie del niño: La parte superior del zapato está hecha de piel sintética y una suela de goma. Para modificar el tamaño del zapato, los usuarios pueden manipular el sistema de ajuste ubicado en la parte superior. Las correas de velcro pueden acomodarse en seis posiciones diferentes tanto en la parte posterior como en la parte de arriba del zapato, personalizando el ajuste y la comodidad del usuario.

 

La última versión de”El Zapato que Crece” tiene una única suela moldeada que permite que el zapato dure más. Este diseño ha sido sometido a rigurosas pruebas tanto en fábrica como en campo para garantizar la durabilidad del calzado. Además, los zapatos se fabrican en Kenia, lo que contribuye a crear empleo en una de las comunidades donde más se necesita. “Anunciamos el cambio por primera vez en noviembre de 2021. Después de casi un año realizando pruebas de campo adicionales, hemos recibido en nuestra sede de Nampa, Idaho, el primer lote de los nuevos zapatos enviados desde de la fábrica de Mombasa, Kenia”, comparte el equipo de be.cause. La versión actual de este par de zapatos llamados “El Zapato que Crece,” tiene un precio de 20 dólares.

'the shoe that grows' empowers children in poverty to take bigger stridesel zapato tiene siete puntos de ajuste que le permiten expandirse hasta cinco tallas'the shoe that grows' empowers children in poverty to take bigger strides el nuevo modelo viene con una única suela moldeada por inyeccióneste zapato que 'crece' empodera a los niños en situación de pobrezala pieza está fabricada con una suela de goma, una parte superior sintética antibacteriana y correas de velcro de alta calidad

 

este zapato que 'crece' empodera a los niños en situación de pobrezaeste zapato que 'crece' empodera a los niños en situación de pobreza

 

 

1/2
a la fecha, más de 400,000 pares de nuestros zapatos han sido entregados a niños y familias de todo el mundo
a la fecha, más de 400,000 pares de nuestros zapatos han sido entregados a niños y familias de todo el mundo
este zapato que ‘crece’ empodera a los niños en situación de pobreza
 

project info:

 

nombre: calzado “El Zapato que Crece”

organización sin fines de lucro: be. cause | @becauseinternational